Aceites Esenciales

¿Qué son los aceites esenciales?

Los aceites esenciales son líquidos aromáticos, volátiles, muy concentrados, obtenidos de los arbustos, de los árboles, de las flores, de los matorrales, de las cáscaras, de las raíces y de las semillas. Es la esencia de la planta, “su alma”. Estos componentes son los que les hacen llegar los nutrientes y les que protegen de enfermedades y plagas. Son vitales para que la planta crezca, viva, evolucione y se adapte a su entorno. Se obtienen con diferentes sistemas de extracción, siendo la más habitual la destilación al vapor. Tienen más de 200 compuestos orgánicos naturales.

En la historia

Considerados como “La primera medicina del hombre” los aceites esenciales aparecen en India, Egipto, Persia, Roma… en jeroglíficos, manuscritos, y escritos chinos, de monjes, y médicos de otras épocas, quienes los utilizaban para la salud, belleza, oración, meditación y equilibrio emocional . Se utilizaban con fines medicinales y también para embalsamar. Al entrar en las tumbas de los faraones egipcios se encontraron con que todavía seguía el aroma de los aceites esenciales en recipientes y en las momias embalsamadas. Se mencionan en la Biblia más de 200 veces…

Beneficios

Los aceites esenciales puros son maravillosos para las personas y los animales, ya que disfrutamos de beneficios similares a los que aportan a las plantas. Con ellos conseguimos un equilibrio físico y emocional.

Podemos utilizar las ventajas de los aceites en nuestros hogares, para tener un entorno libre de productos nocivos. Son fantásticos para la limpieza y desinfección.

La calidad es importante

Existen en el mercado aceites adulterados con productos químicos. Hay que saber lo que tenemos en nuestras manos, ya que de ello depende nuestro bienestar.

Los aceites esenciales de Young Living son puros, sin pesticidas, ecológicos y de grado terapéutico. Cumplen con los estándares de calidad de la compañía, que garantiza la excelencia de sus productos con un sistema patentado Sead to Seal. Son líderes en el mercado, con 25 años de experiencia, investigando e innovando cada día.

¿Cómo los utilizamos?

Los utilizaremos de 3 formas diferentes. Por inhalación, de forma tópica y por ingestión (precaución, no todos son aptos).

Inhalación. Podemos utilizar los aceites esenciales en un difusor ultrasónico de iones frío, inhalarlos directamente del frasquito, aplicarnos una gota en las manos, frotarla e inhalar.

Tópicamente*. Los aplicaremos puros o rebajados en un aceite vegetal.

*se recomienda hacer una prueba en el antebrazo para comprobar la sensibilidad a los aceites.

Ingestión. Sólo se utilizan los aceites puros, normalmente bajo supervisión médica.

Precauciones

Evitar el contacto con los ojos, las mucosidades y zonas sensibles. En el caso de que nos entre en los ojos aplicar aceite vegetal ¡nunca agua! ya que extendería el aceite produciendo más irritación.

Los aceites esenciales de cítricos son fotosensibles. Evitaremos la exposición al sol entre 24 y 48 horas.

En el embarazo y la lactancia. Consultar con un profesional de la salud. Se recomienda utilizarlos en difusión.

Siempre utilizaremos los aceites de menos a más. Primero nos acostumbraremos a ellos utilizándolos en pequeñas cantidades y observando cómo nos sentimos. Utilizaremos el sentido común. Ante cualquier duda, consultaremos con un profesional.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: